… y tal y cual

en pocas palabras… esto y lo otro.

G and point!

Hacía ya un tiempo que no escribía sobre “lo único” y mis más allegados conocidos empezaban a preocuparse. Podría escribir mil razones por las que no he tratado desde hace tiempo tan divertido tema, pero me las voy a guardar para mí y a cambio divago un rato sobre …. (tambores, bambalinas y panderetas) trtrtrtr rrrrr trtrtr….chis pon!: El misterio misterioso punto G femenino!

He de decir que si eres menor de edad no deberías leer este post, pero a quién queremos engañar, sólo por el mero hecho de decirlo ya lo vas a leer y al fin y al cabo te decepcionará lo poco pornográfico que es, así que tu mismo/a.


Siempre me pregunté por qué lo llamaban punto G pudiéndolo llamar Punto Y, Punto Ñ (molaría, pero habría problemas de pronunciación para los no hispanohablantes)… o darle un toque clásico denominándolo Punto Ω (Omega), Punto X (por eso de que es como una ecuación para alguno/as el encontrarlo)… conclusión, Punto G es un nombre bastante aburrido, ¿Será de punto de gozor, punto de guauuuuu, punto de gritar, de gemir…?

EL origen del nombre está bastante lejos de estar relacionado con tan interesantes verbos, el punto G es llamado así en honor de su descubridor, aunque eso de descubridor es un decir, el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg. Con esto despejo mi primera duda.

Pasamos a definir en qué consiste: es una pequeña zona del área genital de las mujeres localizada detrás del hueso púbico y alrededor de la uretra. Es lo mismo que, o parte de, la esponja uretral, donde se encuentran las glándulas de Skene. No se quién será el señor Skene (volvemos a remarcar mi poca cultura) ni dónde queda exactamente la esponja uretral (seguro que si me la tocan me hago pis) pero analizando esa científica definición podemos decir, en lenguaje popular, está según metes el dedo (o lo que sea, digo dedo por una mejor ubicación direccional) a unos 5 centimetros de la entrada hacia la uretra. Aquello/as que no sepan donde está la uretra que se aprieten debajo del ombligo por varios sitios y cuando tengan ganas de hacer pis es que lo han localizado. ¿Ha quedado claro? Para los más torpes que estudien un poquito de anatomía sexual femenina.

Para más información dicen que “Este enigmático y pequeño espacio de la anatomía femenina, se considera el foco de la máxima excitación en la mujer. Es una masa compuesta por nervios, situada a dos o tres pulgadas de la entrada de la vagina, y de forma parecida a un fríjol. Su tamaño es, aproximadamente, el de una moneda mediana, aunque su localización y dimensión, pueden variar entre una mujer y otra.” Lo de fríjol no me convence mucho la verdad, tendré que tocármelo un rato para poder corroborar esta afirmación, lo mismo es más parecido a un garbanzo o una lenteja y también de paso podré decir si se trata de una moneda de 2000 pesetas de plata de las antiguas o de 1 céntimo de las nuevas… porque el tamaño siempre importa!

Con el descubrimiento de este nuevo “puntito” se abre un nuevo debate. Qué si unas lo tienen que si otras no. ¿Orgasmo vaginal u orgasmo clitoriano? ¿Qué si me tocas aquí parece que micciono què si me tocas allá no pasa na! Encontraremos defensores de varios tipos de orgasmos femeninos o eyaculación femenina, al igual que detractores. A mi la verdad me da igual, es decir, que con llegar a cualquiera ya me siento satisfecha. Si es que soy muy simple!

Por lo visto la ignorancia del punto G y la eyaculación de las mujeres han causado no pocos traumas a las mujeres de todo el mundo y les ha sumido en no pocas dudas. Una mujer de 21 años escribió que estaban convencidos de que tanto ella como su marido se orinaban cada vez que hacían el amor, especialmente cuando ella se ponía a caballo encima de él. Él estaba tan enfadado porque la chica se orinaba encima que pidió el divorcio. Jajajaja…. una no puede evitar reirse! Me imagino los dos en el juzgado explicando las razones del divorcio… “pues señor juez, no quiero estar más con mi mujer porque cuando cabalga salvajemente sobre mí (el juez ya muerto de envidia) va y se mea, y me corta el punto” Divorcio concedido! y ella a la cárcel por maltrato psicológico!. jajajajaja

Otras mujeres informaron que durante toda su vida sexual se llegaron a considerar como unas pervertidas y unas guarras. “Yo nunca he revelado simplemente mi secreto -dijo una mujer- porque cada artículo que leía insistía en que semejante acontecimiento no era posible, que la mujer no eyaculaba. Me he sentido como un monstruo durante muchos años, y estoy segura que mi marido también lo piensa.” Más de uno desearía semejante reacción en su pareja, porque a mi parecer, nada excita tanto como excitar al otro, ¡que vivan los monstruos como ella!. Cuanta ignorancia por no comentar las cosas, no hablo de ir gritando por ahí lo que haces o dejas de hacer con personas u elementos, pero el contraste de ideas y la recogida de información siempre es necesaria.

Por cierto que esto no sólo incumbe a la autoestimulación femenina, porque hay hombres que intentan buscarlo con un afán minero que en ocasiones ralla en la obsesión. Pedimos (espero hablar por muchas) que antes de cualquier intento de valiente explorador se corten las uñas por favor, que tengan claro que aunque el tejido es flexible, no es irrompible, que no hace falta meter hasta el codo ni las dos manos… que no, que ahí no esta el truco. Lo importante no es el mete-saca. Si tus movimientos son similares a los que haces cuando desatascas el lavabo, mal… muy mal. Que la chica llegue al orgasmo con tu estimulación (sea del tipo que sea) no es un fin, es un medio… andar el camino es divertido y dura más. No se si me explico, creo que me estoy poniendo u poco y sólo de pensarlo… 😛

Que Jenna Jammeson o Silvia Saint griten cual perras en celo gozando de excitación cuando un viril macho les toca la punta de un pelo no implica que sea cierto, es una película y cualquier semejanza con la realidad es producto de una simple mente masculina, en este caso, guinionista, que no pudo triunfar con otro tipo de filmes (que quede claro que soy defensora a ultranza de las peliculas porno). Así que nada, a seguir buscando el dichoso botoncito! Y no todas lo tienen en el mismo sitio (alguna mujer lo tiene en la oreja), ni lo sienten de la misma manera, siempre nos gustó poner las cosas difíciles, je! Yo por ejemplo lo tengo… a ver que piense… pues creo que tengo demasiados como para enumerarlos (A, B, C, D… lo ordenaré un día).

Para cerrar este tema, sabiendo que me dejo muchas cosas en el tintero quiero poner una animación que ví hace mucho tiempo y me encantó (pincha en la imagen):

 

Animación de Tenacious D

 

Ejemplo de eyaculación femenina (ese pis que ha llevado a parejas al juzgado) Cortesía de Men 😀 . Video (NSFW/+18)

Anuncios

30 comentarios el “G and point!

  1. Lautreamont
    10 julio 2006

    Gracias por estos apuntes tan valiosos. Espero ponerlos en práctica todo lo a menudo que pueda.

  2. holbeist
    10 julio 2006

    (Cara de empollón concentrado en su cuaderno)
    — Profeee, ¿puede repetir lo último?

    Jajaja, después de esto no puedo por menos que agregarte a la Lista de Blogs de Obligada Consulta. 😛

    Ahora ya me he autoimpuesto hablar del punto G masculino, xDDDD

  3. betiteb
    10 julio 2006

    Lautreamont: De nada, siempre es un placer. Por cierto todavia falta una cosa en la entrega de mi premio (gracias por el enlace). 😀

    Holbeist: muchas gracias! Puedo repetir lo que quieras, jajaja, incluso si hay nuevas preguntas se puede convertir esto en el consultorio de la Srta Remilgos. tema de hoy: manual para un correcto uso del punto! Jajajaja… Excepto datos personales de localización respondo lo que sea, y me encanta! 😛

  4. Mikel de Tellagorri
    11 julio 2006

    Como dijo Hannibal Lecter, vayamos por partes 😉 :Sobre que el Punto G, sería más preciso llamarlo área, como indicas. Y que “se considera el foco de la máxima excitación en la mujer” me parece discutible. La excitación, que acompaña al deseo, necesita del cerebro… 😛 Recuerda al maestro W. Allen. De todos modos, volviendo al tema de los orgasmos y demás, son clitoridianos. Lo de vaginales es un “invento” de Freud, que aparte de sus limitaciones como médico, tenía (o continuaba) una visión de la mujer un poco limitada (envidia de falo y otras gilipolleces). De hecho, hay algunos estudios que apuntan que el área de Skene sería algo así como “la raiz” del clitoris. A parte de los estudios que hiceran Masters y Johnson (los del champú), las mujeres cliterodectomizadas, con el clitoris brutalmente arrancado, no tienen orgasmos y sí mogollón de problemas de salud.
    Sobre la famosa eyaculación femenina. Pues sí. Existe. Y se da en TODAS las mujeres. Ahora bien, una cosa es que sean unas pocas gotas o que incluso se dirija retrógradamente hacia la vejiga (por lo que no se percibiría) y otra es que sea una cascada. Ésto sucede porque funcionalmente nuestras estructuras anatómicas (hombre y mujer) son equivalentes. Así, las glándulas uretrales, parauretrales y los conductos de Skene formarían la próstata femenina. Y éste líquido eyaculado es parecido en composición al masculino. Por cierto, para capullos machistas: Eva no surgió de la costilla de Adán, fue Adán el que surgió de Eva. O sea, la combinación Y0 no da vida mamífera pero X0 sí es viable (síndrome de Turner).
    Por último, me ha encantado lo que has puesto: “Lo importante no es el mete-saca (…)Que la chica llegue al orgasmo con tu estimulación (sea del tipo que sea) no es un fin, es un medio… andar el camino es divertido y dura más” . ¡Brava! ¡¡Plas, plas!! no hay nada más que añadir a éso. 😀 ¡Genial!
    Alexander Skene, médico ginecólogo que nació el mismo día que yo y que inventó algún aparatejo para los ginecólogos (el emmental, querida Beti) y descubrió sus glándulas (las vuestras). También era escultor aficionado…

    Errr… ¿Me ha salido largo, no?. Pos tú te lo has buscado.;) ¡Mira que tentarme con éstos temas! ¡So bicho! 😛 😀
    Besos sicalípticos.

  5. Mikel de Tellagorri
    11 julio 2006

    Fe de Ratas: donde digo “área de Skene” debe poner “Gräfenberg” 😦

  6. salitre
    11 julio 2006

    Me confieso algo escéptico respecto a la existencia del llamado punto G.

    1) Resulta sorprendente que algo de estas características fuera ignorado durante generaciones por culturas muy diversas. ¿Es posible que nuestra especie necesitara 250.000 años de evolución para descubrir que ahí adentro escondido teníais una bomba orgásmica? ¿Es lógico que encima lo hiciera un hombre alemán?

    2) Me resulta complicado creer en un aparato del que carezco y que además no puedo ver. Todas mis búsquedas han resultado infructuosas, por lo que desde aquí hago un llamamiento universal para encontrar voluntarias que me lo enseñen.

    3) Casi todas nuestras características anatómicas son producto de una adaptación evolutiva. ¿En este contexto qué sentido tiene el punto G? ¿Acaso estimula nuestra capacidad reproductiva? Si los hombres encontráramos ese punto, no sé en los riñones, nos extinguiríamos en unos cuantos siglos.

    4) El que los hombres asuman su existencia, os permite obtener ciertas ventajas. El plan es sencillo, comenzáis haciéndonos creer en algo que no existe para que dudemos de nuestra capacidad como amantes, frustráis nuestra confianza como género y finalmente os adueñáis de la parte que aún no poseéis de este mundo

  7. Mikel de Tellagorri
    11 julio 2006

    Magnífico que seas escéptico siempre y cuándo sea poner a prueba hasta tener datos que confirmen o refuten una idea. Siendo así, puedo decirte que hay investigaciones serias al respecto. Si te mueves un poquito, las encontraras. Y ahora:
    1) ¿Quién dice que ha sido ignorado por todas las culturas y en qué te basas para hacer ésa afirmación? ¿Por que no es lógico que fuera un hombre alemán? Item más, ¿qué no es lógico, que fuera hombre o que fuera alemán?.
    2) ¿De qué aparato careces? Al no poder ver tu encéfalo o tu corazón, p.ej. ,¿crees que careces de ellos? 😮
    3) El clítoris está situado fuera de la vagina, placer y reproducción hace la tira de años (unos miles) que están separados. Por lo que parece, no nos hemos extinguido…
    4) ¿A qué género te refieres? ¿Piezas de fruta, telas de algodón (o sea, mercancías), al accidente gramatical así conocido, a la humanidad entera…? ¿Qué parte del mundo es propiedad de las mujeres?
    Un saludo.

  8. Nalez
    11 julio 2006

    Umm, interesante.

    Aunque nunca he entendido el porque de tantos debates sobre el dichoso punto. La verdad, que coño les importaria a los científicos si existe o no? Tantas ganas de controlarlo todo dan penita. Te da gusto? Aprieta el botón, y sino sigue buscando.

  9. betiteb
    11 julio 2006

    Mikel: “La excitación, que acompaña al deseo, necesita del cerebro…” En más de una ocasión esta afirmación ha sido debatida entre mi grupo de conocidos y amigos, es un tema muy recurrente. Sobre todo cuando me frustro por no poder sentirme atraída por un guapo mozo cuyo cerebro es tábula rasa. Cuánto me gustaría que un simple cuerpo me excitara, pero es algo superior a mí, imposible, cero… y en el fondo me da envidia que muchas personas (sobre todo del sexo masculino) sean capaces, sus posibilidades de apareamiento eventual se triplican, y con copas, más.
    Por otro lado si lo del punto G no fuese discutible, no habría hablado de ello, siempre me gustó la polémica.
    Gracias por tu amplia explicación, nunca me resultan extensas, y son muy didácticas…. mmm… aun cuando puedan parecer “pedantes” :P.
    Lo de Adán y Eva, jaja, si, es algo que creo que muchos no saben, lo mismo le dedico otro post… también creará polémica. ;D

    Salitre: (me he reido mucho con ” Muerte por Edicto”, gracias) y respondiendo a tus preguntas.
    1. Como sucede con frecuencia, el descubrimiento científico estuvo prologado durante siglos por la tradición y la vida cotidiana de otras culturas, como es el caso de la panameña, en cuyas prácticas sexuales se admite la sensibilidad de la cara interna de la vagina como una práctica habitual, con el nombre de “la bella loca”. Aristóteles escribió, ya en el siglo X a.C., la existencia de una especie de eyaculación femenina, fuertemente relacionada en la actualidad con la existencia del Punto G. Mary Jane Sherfrey, Helen Singer Kaplan, Lonnie Barbach, William H. Masters y otros investigadores de la vida sexual fueron los pioneros del descubrimiento de Gräfenberg.

    2. Nada que decir, de acuerdo con lo que responde Mikel. En cuanto al tema de las voluntarias… espero que alguna lea esto, no podemos dejar que te quedes con la incetidumbre sobre la existencia de tan divertida zona. Por solidaridad!

    3. El sexo anal es placentero y nada tiene que ver con la reproducción, se dejará de practicar por ello? Tu lo harías?

    4. La verdad es que como plan para la dominación del mundo no suena mal (quizás un grupo maléfico denominado “Feministas” lo pongan en práctica). Gracias por la idea, además está claro que si en algun momento llevamos a cabo alguna treta para tal dominación, tendrá que ver con el sexo, ya que por suerte, no teneis sangre para el riego de todas las partes del cuerpo a la vez.

    Mikel… no empecemos con lo de “género”, listillo! (mmm…al final me vas a poner mala con esa despedida 😉 )

  10. salitre
    11 julio 2006

    Mikel, no me tomes en serio. Tengo dudas por que sé que no existe siquiera consenso entre quienes han estudiado el asunto (desde la medicina o desde la psicología). Pero han sido las propias mujeres quienes han despertado mi escepticismo al respecto, una proporción nada despreciable lo considera un mito. Además ¿cómo puede ser que esto se analizara recién en 1950 y que tuviera cierta repercusión a partir de 1981? ¿Es que a nadie se le ocurrió buscar algo allí antes? ¿En cuántos idiomas existía una palabra para nombrarlo antes del siglo pasado?
    Pero hagamos una cosa, que sean ellas quienes nos den su opinión. Estoy dispuesto a cambiar la mía de inmediato.

  11. Garak
    12 julio 2006

    Bah, es sacar cosas de contexto…la verdad, ni filosofía, ni psicología ni nada…simplemente química organica y ganas de pasarlo bien. Ya no es que lo tengan o no tengan…es que parece sacado como un motivo o excusa.

    Ahh nooo ahora es problema del punto G…si no disfrutas es el punto G que lo tienes pocho…desde luego, no se si el misógino falócrata de Freud entendería de sexo, pero prefiero el kamasutra a sus libracos.

    Más sexo bueno y bonito y menos zarandajas, por diox, que algo bueno tiene el ser humano y es disfrutar del orgamos cuando le plazca, vamos a poner muros y laberintos a soltarnos la melena.

  12. Palabra de fox
    13 julio 2006

    Mi vida no tenía ningún sentido antes de leer la palabra Skene. Ahora soy más feliz. Saludo a la gente con una sonrisa y me viene a la mente de manera constante a un personajillo llamado Skene trabajando alegremente en la zona (G)enital femenina. También tengo en mente a la diablesa. Pero eso ya es otra historia. En fin, e(X)ploradores a coronar la cima. Muchos caerán pero la banderita la pondremos. ¡Lo juro!

  13. Juan
    13 julio 2006

    Me parece que me voy a meter en un berenjenal, pero como decía Machado, lo que sabemos entre todos no lo sabe nadie.

    Lo último que yo había leído es que el así llamado “punto G” no existe anatómicamente en la manera en que existen las orejas o las rodillas. Las sensaciones que algunas mujeres perciben en esa zona son, como apunta Mikel, las raíces del clítoris que se entrecruzan en el cuerpo esponjoso de la uretra. Según Santiago Frago, médico-sexólogo, en los libros de medicina actuales no aparece el punto G (aparte de que los estudios de Grafenberg hayan sido desacreditados).

    Sobre la eyaculación femenina, no me animo a ser tan tajante . Creo que es más bien la excepción que la regla. A menos que confundamos eyaculación con lubricación, incluso abundante ;P

    Por seguir echando leña al fuego del sano debate, tampoco veo que el deseo acompañe siempre a la excitación. Si algo malo tiene la pornografía (jamás pensé que fuese a decir esto), es que puede provocar excitación sin pasar por el deseo. Y eso a veces pasa factura…

    Besos para Betiteb; me gusta tu manera de escribir.

  14. betiteb
    13 julio 2006

    Lo divertido es la variedad de opiniones Juan, asi que no te metes en ningun lio. 🙂

    Nada que decir con respecto a tu comentario sobre la existencia de puntos, flujos y eyaculaciones. Sin embargo he de discrepar en algo excitación y deseo están hermanados. Asi pues el deseo es aspirar con vehemencia al conocimiento, posesión o disfrute de algo; anhelar que acontezca o deje de acontecer algún suceso o sentir apetencia sexual hacia alguien (RAE) y la excitación es provocar o estimular un sentimiento o pasión; despertar deseo sexual. (RAE).

    Gracias por gustarte mi manera de escribir, en realidad creo que escribo igual que hablo… o no… jajaja. Es un placer escribir y que a la gente le guste.

    En cuanto tenga un rato, rspondo a los demás, que no me olvido.

  15. Juan
    13 julio 2006

    No sé si voy a saber explicarme. Más allá de la academia y sus venerables y cada vez menos vetustos académicos, percibo diferencias entre el deseo y la excitación, por más que suelan ir unidos.

    Un ejemplo. Ahora que el calor aprieta, al menos en Madrid, sucede con frecuencia que los atuendos femeninos tienden a su mínima expresión. Hay veces en que, sin quererlo (¡lo juro!), se me mete una teta en el ojo y me excito. ¿Deseo a esa hortera pechugona? Pues no.

    Intentaré ser claro. Creo que el deseo brota de lo personal y persevera en el tiempo, mientras que la excitación es -o puede ser- más impersonal y fugaz.

    ¿Tiene esto sentido para los demás?

  16. Ibán
    14 julio 2006

    En respuesta al planteamiento de Juan:
    Juan, lo que tú entiendes por ‘excitación’ sexual no vendría a ser lo mismo que un ‘deseo sexual impersonal’ hacia un objeto sexual inespecífico (en este caso un ‘cuerpo’ de mujer)? [en este planteamiento me inspiro algo en el análisis de Carmen Vigil sobre la objetualización que se da en la prostitución].
    ¿Acaso estos deseos sexuales impersonales hacia los ‘cuerpos’ de mujeres anónimas -bastante comunes en muchos varones de nuestra sociedad y más en los períodos estivales por la disminución en el atuendo- no podrían entenderse como una respuesta o reacción ‘lógica’ entre los varones considerando el bombardeo constante de imágenes objetualizadoras de las mujeres (aquéllas que tienden a presentar a las mujeres como objetos de deseo sexual o erótico para los varones) que se da numerosos ámbitos ‘culturales’ de nuestra sociedad (patriarcal) y que son difundidos y publicitados a través de los mass-media, a lo largo de todo el año?
    Pensemos por ejemplo en cosas como:

    1) a publicidad televisiva, el cine (norteamericano sobre todo) y las mujeres que en ella aparecen (sus rasgos físicos, atuendos… ) y los roles estereotipados y ficticios que aparecen desenpeñando: ‘mujer sexualmente agresiva’, “‘mujer ‘liberada e independiente'”, ‘mujer-trofeo’ para el varón con poder económico o prestigio social’, ‘chica mala y desinhibida’, ‘lolita’, etc.

    2) la actual moda femenina ‘juvenil’, en la que -sin saberse muy bien el porqué- cada vez más parcelas del cuerpo de las chicas son mostradas: la tripa y zona lumbar de la espalda, la cintura. parte de las cadera, y en ocasiones dejando ver los tangas o, piernas enteras al descubierto, amplios escotes en la ropa urbana (cintas de los sostenes al descubierto, y en algunos modelos, la mayor parte del busto al descubierto), pantalones extremadamente ajustados que pareciera que van a reventar, parte alta de la espalda también al descubierto… Esto no tiene su correspondecia en el caso de la moda masculina…

    3) la pornografía en su mayoría sexista y androcéntrica, cuya esencia es precisamente la objetualización sexual de las mujeres a traves de la representación exacerbada de los rasgos sexuales tanto primarios como secundarios de los cuerpos de las mujeres, que se simulan ‘erotizados’, a los que se suele presentar -sin más- como fuentes de excitación para los varones y también -y quizá en mayor medida- como ‘objetos’ fácilmente excitables que reaccionan placenteramente con la sola presencia de un varón cualquiera o el solo contacto físico con éste; que son mostrados además en toda su genitalidad (llegando incluso a los planos-detalle).

    4) Los atuendos y la imagen con que se presenta a la mayoría de las presentadoras de espacios televisivos; unas imágenes que desprenden: juventud , belleza, cuidados corporales, formas de vestir y peinados a la última, y en las que el recurso a la cirugía estética con fines embellecedores se contempla como una posibilidad más, etc. etc.

    (Nota: Ibán he editado tu comentario para que no fuese un párrafo tan largo, es para mejor lectura, espero que no te importe)

  17. Juan
    14 julio 2006

    Por ser breve: para mí todo deseo es personal; y si no, es otra cosa. Por ejemplo, excitación. ¿Distinción escolástica? Tal vez, pero si no, mezclamos churras y merinas.
    ¿Es la excitación por cuerpos anónimos un resultado perverso de la publicidad machista/androcéntrica/patriarcal? ¿O tiene raíces evolutivas?

    ¿Una teta dejaría de ser una teta para un hombre feminista que solo viese a la mujer como sujeto y nunca como objeto parcial de excitación? Me cuesta imaginarlo.

  18. Mikel de Tellagorri
    14 julio 2006

    Hay que ver como son éstos sexólogos, que retorcidos son… 😛 Y además son unos okupas, ¡como si no tuvieran sus propios foros…! 😉 😀
    Juan, sobre la polémica eyaculación femenina hay estudios y análisis bioquímicos al respecto. Sin ir más lejos de Paco Cabello (sí, ése) y de otros. Sobre deseo y excitación… una cosa es que se haga una separación académica. Y otra, creo, es que vayan concatenadas o hermanadas. Aunque no sean necesariamente inseparables como el orgasmo y la sensación de eyaculación masculina.

    Ibán, los medios de masas no hacen sino aprovechar y acrecentar lo que ya hay. Por ejemplo, un vecino publicista me contó la pasta que se gasto una empresa para sacar unos rotuladores antes y después de lanzarlos al mercado. La forma y el tacto -sobre todo- recordaba a un pene en erección. Ésto hizo que tuvieran que cambiar el público objetivo y toda la campaña. ¿Una tontería? ¿increíble? No sabeis la pasta que se mueve. :O

    Garak, más que competir por orgasmos, disfrutar el camino como apunta Betibeb. O sea: qué buenos ratos pasemos echando pan a los patos y cuanto mas pan echemos mejores ratos pasemos. Duduá, duduá… 😉

    Saludos para todos, recuerdos a Efi y besos sicalípticos en exclusiva a Beti 😛

  19. Juan
    15 julio 2006

    Mañana tenemos cena de despedida los sexólogos . Snif, echaremos de menos a Efi.

    Claro que existe la eyaculación femenina, solo discutía su frecuencia. Escribes :”Sobre la famosa eyaculación femenina. Pues sí. Existe. Y se da en TODAS las mujeres. Ahora bien, una cosa es que sean unas pocas gotas o que incluso se dirija retrógradamente hacia la vejiga (por lo que no se percibiría) y otra es que sea una cascada.”

    Para Masters y Johnson (“On sex and human loving”, p. 69-70) la mayoría de las mujeres no eyacula durante el orgasmo. Critican los porcentajes de Perry y Whipple -al principio dijeron que un 10%, luego que un 40%- y remitiéndose a sus estudios dicen que en una muestra de 300 mujeres de 18 a 40 años solo 14 de ellas percibieron la eyaculación.

    Cabello (http://www.fess.org.es/pdf/art3.pdf), en una muestra de 24 mujeres asistentes a un máster de sexología, encuentra que el 75% de mujeres eyacula. Para ser precisos, detecta 0.09 ng/ml en la orina postorgásmica.

    La muestra de Cabello me parece demasiado pequeña como para generalizar nada. Pero no me importaría convenir que las mujeres emiten dosis mínimas de otras sustancias que no son la orina durante el orgasmo. ¿Es eso eyacular? Según la RAE (hoy sí, Betiteb ;), eyacular es “Lanzar con rapidez y fuerza el contenido de un órgano, cavidad o depósito”. No parece el caso. Y si no, a qué viene usar análisis inmunoradiométricos y espectrometría para detectarlo. El propio Cabello (p. 5) lo reconoce: “los estudiosos de este fenómeno, denominado habitualmente ‘eyaculación femenina’, parecen estar de acuerdo en que solamente un número limitado de mujeres poseen la capacidad de eyacular”.

    En fin, puede que estemos más de acuerdo de lo que parece; solo que usamos palabras distintas.

  20. Edd
    15 julio 2006

    Arg. Nunca pense que en un blog de beti se generaria una discusion de estas dimensiones cerebrales.
    En fin, desde mi ignorancia pero desde mi experiencia dire que la eyaculacion femenina existe (y si no, que le pregunten a la tapiceria de mi coche y a algunas sabanas…)
    El punto G, pues yo que se. Supongo que existe, porque todo rumor lleva algo de verdad. Igual a algunas personas les mola que le toquen las orejas y a otras no.
    Acabo de comparar el punto G con una oreja… genial. Deberia dormir mas y pensar menos!

    Aupa Beti, pasalo bien en las vacaciones.
    Un beso gordo.

  21. Garak
    15 julio 2006

    Hombre, Mikel de Tellagorri, no estoy diciendo que nos tiremos de cabeza a una desenfrenada carrera sexual ni una competición orgásmica. Simplemente eso…disfrutar del sexo…que para eso está, ¿no?. Pero vamos cada uno con su mecanísmo y todas esas cosas y… Carpe Diem!!

  22. betiteb
    16 julio 2006

    Mikel, Juan e Ibán: Estoy de vacaciones en playa tranquilamente, cojo el portátil y le robo un poco de conexión al vecino de abajo para ver mi bloguino y que me encuentro?! Jajaja! La verdad es que está genial tener tan versado grupo de comentaristas, de verdad, me alegra y me sorprende gratamente. Pero… siempre hay un pero… qué tal si se coteja con la experiencia personal? Lo que viene en los libros ya lo puedo leer yo… Si quereis empiezo yo y os cuento si me lo he encontrado o no, jajaja. (con esto no quiero decir que me aburra ni que dejeis de comentar como lo haceis, de verdad, me encanta, y aprendo… pero siempre me gustó comparar lo escrito con lo vivido, :P) Si las respuestas no fuesen tan académicas quizá podría decir algo al respecto, pero así no me atrevo a decir ni mú… Me da miedo que “Master, Johnsons y no se cuantitos” sepan mejor que yo lo que ocurre con los diferentes tipos de estimulación dactilar que yo me regale. 😛 😛
    Quién es Efi? Esta cena tiene pinta de ser muy interesante…

    Edd: Ven y tocáme una oreja, ya veremos que pasa… a lo mejor no estás tan desencaminado, creo que tengo algun punto ahi… ejem… esto…

    Garak: a ver si te respondo al mail, y… claro que Carpe Diem!

  23. Juan
    16 julio 2006

    Betiteb, quedo impaciente a la espera de saber qué te ocurre con los diferentes tipos de estimulación dactilar… 😛

    Vamos a ver. La experiencia de cada uno está muy bien, y yo no la voy a negar nunca. Ahora: hay veces en que resulta pertinente y otras en que lo es menos. Si estamos en plan informal, planteando si las morenas son más divertidas (por poner un ejemplo chorras), o si las personas con piercing son más heterodoxas sexualmente, pues que cada cual cuente cómo le ha ido en la feria. Si la pregunta es más clara y contrastable (¿existe el orgasmo múltiple?, ¿y la eyaculación femenina?), también es interesante saber qué le pasa a cada cual.

    Otra cosa sucede cuando uno intenta aclararse acerca de frecuencias, y entonces no vienen mal datos de muestras más amplias de investigadores (y no todo el mundo sabe quiénes son esos investigadores, ni la diferencia que hay entre los muy respetados Masters y Johnson y una encuesta del 20 minutos, por no decir la última ocurrencia de la indocumentada Lorena Verdún).

    Además concurre la circunstancia de que puedo que uno no distinga entre eyaculación, lubricación y orina (como de hecho ha sucedido tradicionalmete en este debate), y por eso los análisis químicos de las sustancias emitidas -más allá de lo que uno crea- son los que determinan si eso tan guay que te sale procede de la orina o de otro lado.

    Como intentaba discrepar de la afirmación de Mikel de que todas las mujeres tienen eyaculación, me remití a los datos que me parecen más fiables y contextualicé los de un autor que cita. ¿Excesivo para este verano y los intereses blogueriles? Bueno; vaya una disculpa por delante.

    Por ir terminando. Efi es Efigenio Amezúa, el director del máster de Sexología que estoy haciendo (y supongo que Mikel también, si no lo ha terminado ya). Hombre entrañable que nos ha abierto los ojos a muchos acerca del sexo que importa -no “ese”, sino los sexos: hombre y mujer-.
    Y antes de deslizarme por el panegírico, lo dejo aquí.

    La cena, muy bien, gracias. Acabamos a las 6 de la mañana, después de muchas risas, intercambios de experiencias, pacharanes, infidelidades y picas en Flandes, que diría palabrita de Fox. ¿O alguien piensa que los sexólogos solo leemos…?

    Besos y abrazos. Y a follar en verano, que ya nos joden bastante el resto del año 😉

  24. Juan
    17 julio 2006

    Pequeño lapsus: Es Lorena Berdún, sin v.

  25. Ibán
    17 julio 2006

    Estoy de acuerdo con Juan en su último comentario respecto a que las aproximaciones científicas a una cuestión -sea la que sea- siempre que se concreten en investigaciones bien fundamentadas y realizadas, aportan más verdad que las no científicas (incluídas las experiencias personales).
    Respecto a mi comentario sobre la posible sinonimia entre ‘excitación’ y ‘deseo sexual impersonal’, debo matizar que al decir ‘impersonal’ no me refiero a una propiedad o característica del sujeto deseante (que lógicamente habrá de ser un deseo ‘personal’ por pertenecer a un sujeto, como bien me objeta Juan), sino que lo que quiero expresar es que es ‘impersonal’ en cuanto que el ‘objeto de deseo’ o el estímulo (o pluralidad de estímulos) que intervienen en la génesis de ese deseo sexual (o excitación) tienen un carácter impersonal (no está/n constituidos a partir de elementos de naturaleza psicológica , que tengan que ver por ejemplo con particularidades de una persona concreta del otro sexo, sino más bien por elementos de carácter físico o sensorial: formas anatómicas, olores (feromonas), y con las fantasías generadas en nuestro marco cultural -androcéntrico y heterosexista- en torno a lo que nos es posible EN RELACIÓN a ese ‘cuerpo’ dado que el mismo corresponde a un género-sexo distinto del nuestro).

  26. Javier E
    18 julio 2006

    También hay que tener en cuenta el punto c (de cerebro), cada uno es un mundo y lo que lo excita también. Desde mi punto de vista (C) el mayor placer se produce con el pensamiento de que le estás proporcionando placer a otro

  27. dortame
    20 julio 2006

    Y yo que creía que el punto G, era el punto de máxima atracción gravitacional.
    ¿A ver si va a ser cierto que todo gira en torno al coño?

  28. skiter
    21 julio 2006

    Joder. Sois unos cabrones, que lo sepais!!! Yo de vacaciones en Lanzarote y sin poder robarle conexion a ningun vecino como “la Beti”. Y encima vuelvo y me encuentro chorrocientosmil escritos y de un nivelazo increible (Juan y Mikel, que grandes oradores entendidos en la materia. Si señor).

    Solo me queda decir que como demasiado tardio novato en la materia (y mira que queda mal que yo lo diga), la mayoria de las fuentes de placer de una mujer estan en su cerebro (si esque es ahi donde reside la psique). A una mujer hay que seducirla, atraerla, jugar con ella y con su cuerpo. Si hay puntos, comas o signos de exclamacion en algun lugar de su anatomia, no hace falta ser muy avispado para darse cuenta (resoplidos, sudores, espasmos y otros signos nos ofrecen ellas de sobra para indicarnos el camino). Las cuestiones geometricas y geograficas dejemoslas para los libros.

    Impresionante post Beti. Felicidades.

  29. Pingback: Punto G « Héroe de sillón

  30. LEO
    7 septiembre 2006

    Hola, soy argentino, mi novia es multiorgásmica, asi q si existe el multiorgasmo. y si se han aventurado a explorar la cavidad vaginal, tambien sabrán que se siente esa parte como… esponjosa… o algo asi, medio raro… ese debe ser el punto… xq al insistir sobre ese lugar, comenzaba a temblar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 10 julio 2006 por en ...y tal y cual, Lo único! +18.
A %d blogueros les gusta esto: